El mercado de los corotos que sirve para estirar churupos y conseguir efectivo en Maracaibo: crisis
viernes, 22 de enero 2016

mercado-coroto-c.jpg

El ingenio de los maracuchos para sobrellevar la crisis económica se ha puesto en ejercicio, y es que de unos meses para acá ha proliferado la instalación de mercados populares en los que se lleva a cabo la venta de artículos de segunda mano: ropa, electrodomésticos y todo tipo de enseres usados.

 

Un sector de la población se ve beneficiado con el trueque de esos objetos que tenían en desuso por dinero en efectivo, y el otro, estira los "cobritos" comprando más barato los artículos que nuevos quizás ni siquiera podrían adquirir.

 

Lo que se busca cubrir con este tipo de economía informal o "mercados alternativos" son las necesidades inmediatas de los venezolanos, a quienes les urge recuperar algo del poder adquisitivo que les fue mermando debido a la crisis que atraviesa Venezuela actualmente.

 

Como dato anecdótico, en Maracaibo la gente ya está tan acostumbrada a esta alternativa que algunas personas cuando ven ropa recién lavada guindada en los patios y garages, preguntan cuál es el precio de venta.

 

Y es que lo que anteriormente las personas solían regalar a amigos, vecinos o gente más necesitada, ahora se ha convertido en una fuente paralela de ingresos inmediatos, dinero en efectivo que ayude a sortear los gastos que cada vez se hace más cuesta arriba cubrir.

 

Según expertos, esta nueva estructura de mercadeo viene a revalorizar el sentido de las cosas y goza de tres aspectos fundamentales: el trueque o la adquisición de bienes de segunda mano para enfrentar la inflación; se habla de los objetivos que persiguen los vendedores según las "clases sociales" en las que se insertan y la realización de este tipo de mercado como un ingreso directo al que compra y al que vende, sin representar ningún tipo de ganancia para el país (impuestos).

 

Esta actividad, aunque es una alternativa informal y aparte del trabajo estable de una persona, cada vez se ha hecho más recurrente, lo que le ha permitido proliferar en la cultura del venezolano, porque no solo los maracuchos necesitan de esta -o cualquier otra- solución inmediata, sino todos los que hemos sido afectados por la crisis económica del país.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios