¿Cómo hacer combustible alternativo para el carro? Acá le traemos un receta para hacer biodiésel

  • Sábado, 23 Enero 2016 12:21
  • Facebook Twitter +1 Enviar por Correo

biodiesel-c.jpg

Las máquinas y vehículos que utilizamos en nuestra vida cotidiana consumen una cantidad de energía que cuesta mucho producir y que, además, conlleva graves consecuencias para el medio ambiente.

 

Los combustibles que se utilizan para todo tipo de motores, que por lo general se refinan a partir del petróleo, son contaminantes porque no son biodegradables, y además generan consecuencias ambientales y sociales en su extracción, desatando incluso guerras.

 

El biodiésel es un combustible alternativo que podemos utilizar para reemplazar los combustibles derivados del petróleo, y además, ¡puedes hacerlo tú mismo! Por eso, hacer este combustible orgánico es muy beneficioso para el planeta y para todos los que vivimos en él.

 

Otro de los graves problemas que genera la vida moderna es la gran cantidad de basura y desechos que se producen cada día, que se acumulan con graves consecuencias para la naturaleza, y que podrían reducirse simplemente tomando conciencia para volver a aprovechar lo que ya se ha utilizado.

 

Producir biodiésel contribuye a solucionar estos dos problemas, ya que se realiza con aceite vegetal reutilizado, y además, te permite ahorrar el dinero que gastarías en gasoil para alimentar el motor de tu vehículo o de alguna máquina que utilizas. Para realizarlo, puedes reciclar aceites vegetales que te sobren de la cocina, por ejemplo de una freidora, o también aquellos que puedas recoger de algún lugar en el que se deseche.

 

La elaboración del biodiésel es muy sencilla, ya que simplemente hay que mezclar entre un 80 y 90% de aceite vegetal con un 20% de alcohol y una pequeña cantidad de hidróxido de sodio (que se conoce también como lejía, y suele utilizarse para destapar cañerías).

 

Materiales necesarios



Para cada litro de biodiésel necesitas: 

- 800 mililitros de aceite vegetal

- 200 mililitros de metanol (alcohol metílico)

- 3,5 mililitros de lejía (una cucharadita)

- Un contenedor de vidrio

- Una olla

- Termómetro

- Un envase plástico con tapa para guardar el combustible

- Un embudo

- Guantes y gafas de protección


 
Procedimiento general

1. Para comenzar, ponte gafas protectoras y guantes para manipular los elementos. Necesitas trabajar en un lugar con buena ventilación, preferentemente al aire libre. Revisa las etiquetas de precaución de cada producto y asegúrate de seguirlas.

 

2. En el contenedor de vidrio, mezcla el metanol con la cucharadita de lejìía. Cubre el envase con una tapa que no sea de aluminio. Agítalo hasta disolver la lejía.

 

3. En la olla, calienta el aceite vegetal hasta que alcance los 60º.

 

(labioguia.com)

Visto 5279 veces
Facebook Twitter +1

Comentarios