crisis eléctrica arrecia con salida de servicio de turbina del Guri: deja déficit de 730 MW

  • Miércoles, 02 Marzo 2016 12:00
  • Facebook Twitter +1 Enviar por Correo

cuadro-negra.jpg

El Guri, la represa a la que se le atribuye la crisis eléctrica por su bajo nivel de agua a consecuencia del fenómeno de El Niño, está a 21 por ciento de su volumen útil. Hoy operan 15 unidades de 20 que tiene instaladas luego de que una turbina cesara sus operaciones hace aproximadamente 10 días. Fuentes del sector eléctrico afirman que la unidad 20 permanecerá sin servicio durante todo este año.

 

Así lo afirma José Aguilar, consultor internacional en Energía Eléctrica. “El Gobierno dirá que es para rehabilitar la unidad, pero algo debe haber pasado. Hay hermetismo”. Por su salida, 730 megavatios se vuelven indisponibles, una cantidad equivalente a la demanda de estados como Lara, Falcón, Barinas, Mérida o Táchira. “La central se sigue sumergiendo en una zona de creciente ineficiencia hidráulica que dejan una disponibilidad efectiva a los sumo de seis mil 500 MW si se operara al máximo”, asegura el experto.

 

El embalse de Guri cerró el mes pasado con la peor cota desde que tiene el bajo Caroní la misma configuración hidráulica. 248,86 metros sobre el nivel del mar (msnm) es el nivel que indica que el descenso de febrero fue de 3,81 metros, un número inferior a los 3,45 metros que bajaron para febrero de 2010, en el marco de la significativa crisis eléctrica que desencadenó el decreto de emergencia. Ahora faltan 4,86 metros para llegar a la cota 244 msnm, el inicio de su zona de colapso.

 

Aguilar coincide con la alerta que emitió Luis Motta Domínguez, ministro para la Energía Eléctrica. “Si las cosas más o menos siguen como van estamos hablando para la cota 244 finales de marzo, y cota 240 (zona de colapso) para finales de abril”.

 

Los otros embalses

 

El Guri no es la única represa afectada por la sequía. La central hidroeléctrica conocida como Fabricio Ojeda -capaz de aportar 514 megavatios- ya no puede producir energía eléctrica. Y es que tiene menos de dos metros de agua. Aguilar atribuye la situación a un “abuso”.

 

Las otras hidroeléctricas de la región andina están en peligro de secarse. “Estas plantas con embalses más chicos que el Guri no son para carga base son para la horas pico (6 horas diarias) y por ausencia de energía térmica son las primeras en sucumbir ante su abuso. O se compra energía a Colombia o los racionamientos en los Andes y Zulia serán mayores”, destaca el ingeniero.

 

(Diario La Verdad)

Visto 5404 veces
Facebook Twitter +1

Comentarios