Video-confesión: La venezolana que no pensaba ser Miss y se coronó como Miss World Venezuela
domingo, 6 de marzo 2016

Claudia Suárez aseguró que nunca se planteó participar en ningún concurso de belleza, ni siquiera en ser modelo, aunque el mundo del espectáculo le llamaba la atención y tenía facilidad para andar por las pasarelas.

 

No obstante, en 2006, a su regreso a Venezuela, luego de vivir más de una década en Argentina (su madre es oriunda de ese país y su papá de Uruguay), aceptó la invitación de Osmel Sousa. Fue la Miss World Venezuela de ese año. De ahí saltó a Lo actual, Somos Talento y desde hace unos meses al segmento de espectáculos de la emisión nocturna de Noticias Globovisión.

 

Además de su interés por la televisión, Suárez aseguró que también le interesan las actividades sociales, por lo cual se trabaja en un proyecto de asistencia a niños.

 

¿Qué la hizo aceptar la oferta de Osmel si no era fanática de los concursos de belleza?

 

Sinceramente, no quería ser Miss porque en Argentina -donde crecí- no hay esa fiebre y ese culto por los concursos como en Venezuela. Participar en él fue una manera de volver a mi país.

 

¿Es decir que nunca soñó con la noche tan linda como esa?

 

Para nada. Ser Miss nunca fue mi sueño, pero una vez que entré al concurso aproveché al máximo la experiencia. Me gustó estar ahí y por eso participé. No hago lo que no me gusta.

 

¿Igual estaría en el medio artístico de no haber sido por el certamen?

 

La televisión, los medios, siempre me han llamado la atención. Luego de mi salida de Televen viví un tiempo en Miami, donde además de prepararme como animadora vi clases de actuación, porque una vez que entras te fascinas y te envuelves con lo que todo esto significa.

 

¿O sea que su próximo paso es dedicarse a ser actriz?

 

No estoy cerrada a nada. Durante las clases tuvimos chance de ensayar varias escenas y me pareció divertido. Tampoco estoy detrás de un papel. Voy tomando las cosas como se me van presentando. Si en un futuro se da algo, lo analizaré.

 

En tiempos en los que mucha gente busca irse y tratar de conseguir oportunidades en otros países, usted volvió y se quedó trabajando en Globovisión...

 

En principio lo hice porque murió mi novio. No fue la mejor manera de volver porque lo hice de la peor y más triste manera que se dio. Lo que me tocaba era superar ese momento tan duro. Poco a poco lo he ido logrando y eso ha servido para darme cuenta de que amo tanto a Venezuela que estoy loca por vivir aquí. Cuando le dije a mis amigos que me quedaría otra vez en Caracas, unos me apoyaron pero otros me tildaron de loca.

 

(ÚN)

wiss1.jpg

 

Comentarios