"Presidente elimine el control de cambio": La polémica petición de Mary Pili Hernández a Maduro

  • Martes, 08 Marzo 2016 11:39
  • Facebook Twitter +1 Enviar por Correo

controlc1.jpg

Si algo caracterizó a Chávez a lo largo de su vida política fue su sentido práctico de encarar los problemas. En las peores circunstancias, en los momentos más difíciles, él sabía que debía tomar decisiones que le hicieran ganar tiempo y superar obstáculos, a fin de posicionarse mejor para continuar adelante en las acciones que le permitían alcanzar los objetivos estratégicos. En otras palabras, Chávez era un hombre que era pragmático en la táctica y sólido en la estrategia.

 

Debemos aprender de Chávez y dejar de pensar con mente cuadrada cuando las circunstancias objetivas no nos permiten avanzar en nuestra misión estratégica, y mucho más, cuando por mantenernos anclados a una decisión que ya no tiene sentido, estamos retrocediendo en aquello que nuestro Libertador llamaba “la Suprema Felicidad del Pueblo”.

 

Razón de ser del control cambiario

 

En el año 2003, cuando el Presidente Chávez implementó el control cambiario acabábamos de salir de un año sumamente convulsionado, en el cual la derecha, nacional e internacional, había hecho lo imposible por derrocar al Presidente. Igual que ahora. La diferencia es que, para ese momento, el barril de petróleo tenía meses aumentando de precio y los ingresos de Venezuela por esta vía se habían incrementado sustancialmente en relación a los años anteriores. Por eso es que uno de los mecanismos que usó el imperialismo para “salir de Chávez” fue paralizar PDVSA, con la finalidad de quitarle al gobierno la posibilidad de disponer de esos recursos importantes que llegaban al país por la vía petrolera.

 

Cuando el golpe de Estado y el paro petrolero fracasan, el capitalismo internacional aplicó la herramienta más clásica para tumbar gobiernos y buscaron extraer todas las reservas internacionales y los recursos con los que el país contaba para entonces. La respuesta de Chávez fue clara: un control de cambio para evitar que se siguiera esquilmando nuestra reserva monetaria.

 

Pero tal y como lo indico, aunque el objetivo era el mismo (tumbar al gobierno) la situación económica era diferente.

 

Un control cambiario que no controla nada

 

Hoy en día las cosas han cambiado. El petróleo no solamente no sube sino que ha caído un 80% su precio desde hace aproximadamente unos dos años. En el año 2003 nuestra principal fuente de ingresos de divisas era el petróleo, por tanto, el Banco Central podía regular el valor del cambio de nuestra moneda aportando más o menos divisas al mercado cambiario. Pero hoy, el Estado venezolano no controla para nada ese mercado.

 

Lamentablemente, por la terrible situación de guerra económica que hemos vivido y por el descenso de los precios petroleros de modo catastrófico para nuestra economía, el precio de nuestra moneda lo regulan páginas web que son consultadas por TODO EL MUNDO, sin ningún tipo de rigor científico, y que solo responden a los intereses de los cambistas colombianos que han hecho de este negocio, alrededor de nuestra frontera, una empresa más rentable que el propio narcotráfico.

 

Presidente , por favor, elimine el control de cambio

 

En este sentido, este supuesto control de cambio, que no es tal, puesto que en la vida real no controla nada y menos el cambio por el cual se cotiza nuestra moneda, para lo único que sirve, en realidad es para hacer multimillonarios a un grupito de unas 100 o 200 personas, criminales de la peor calaña, vinculados políticamente tanto con la oposición como con el propio gobierno y que, además, utilizan ese mismo capital que se roban a costilla de todos los venezolanos y venezolanas, para tratar de derrocar al Presidente Nicolás Maduro.

 

Por otra parte, no es verdad que necesitamos un control cambiario para importar medicinas y alimentos baratos. Porque la realidad es que lo único que se logra es darle dólares a precios ridículos a las grandes empresas importadoras (dólares que en su mayoría no llegan al país convertidos en insumos, sino que se desvían para alimentar el mercado negro) y a la gente no le llega el beneficio, puesto que terminan teniendo que comprar esos medicamentos y esos alimentos en otro mercado negro que se ha creado que es el bachaqueo.

 

En este sentido, es preferible subsidiar a la gente más humilde de forma directa y en bolívares, y dejar de estar sacando dólares de nuestras reservas (que ya casi no tenemos y que necesitamos para cumplir nuestros compromisos internacionales y no caer en un default) para dárselos a empresas de maletín que no traen esos insumos al país y que, en el mejor de los casos, si los traen, de todas maneras los bachaquean.

 

Por eso, con absoluta lealtad y con total responsabilidad, le pido al Presidente Nicolás Maduro, hombre que sé que es honesto y que quiere hacer lo mejor para el país, que elimine el control de cambio y le quite la gallinita de los huevos de oro a tanto sinvergüenzas: los cambistas colombianos, los vende patria de Dólar Today y muchos otros disfrazados de chavistas, que lo único que están haciendo es desangrar a nuestro país a costa de las necesidades prioritarias de nuestro pueblo.

 

Aprendamos de Chávez y seamos prácticos. Yo sé que el problema de nuestra economía es mucho más profundo que el control cambiario y que ésta sola medida no resuelve nuestra crisis económica. También sé que muchos alegan que al eliminar el control cambiario se acrecentaría la fortuna de aquellos que han tenido acceso a los dólares, pero la lamentable noticia para los compañeros que sinceramente dan este argumento es que eso ya pasó, puesto que no hay forma de que en Venezuela se negocie un apartamento, un carro o casi cualquier bien que no sea en dólares o en su equivalente de acuerdo a la tasa desproporcionada del dólar negro y no del supuesto dólar oficial.

 

Pero para lo que sí serviría, de manera inmediata, eliminar el control de cambio, es para quitar ese foco de corrupción perverso que se genera alrededor del mismo y que desmoraliza a la revolución y a los revolucionarios, puesto que ese control de cambio, en la práctica, no controla nada y solo favorece a los ladrones.

 

Sé que mucha gente me caerá encima por hacer esta propuesta. Tienen sus argumentos. Pero, en todo caso, vamos a discutirlo. Tenemos en el Congreso de la Patria una excelente oportunidad para dar el debate: sincero, leal, revolucionario y siguiendo los principios que nos enseñó nuestro Comandante Eterno, y así recomendarle al Presidente Nicolás Maduro aquello que creemos de corazón que es mejor para nuestra Patria.

 

(Notiminuto / Por Mary Pili Hernández /Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Visto 34678 veces
Facebook Twitter +1

Comentarios