Raúl Castro exige a EE.UU. Fin del Bloqueo y cierre de Guantánamo para reestablecer relaciones

  • Lunes, 21 Marzo 2016 14:54
  • Facebook Twitter +1 Enviar por Correo

El presidente de Cuba, Raúl Castro, anunció este lunes que pese a la postura "positiva" del mandatario Barack Obama no existen medidas suficientes que puedan acabar con el bloqueo estadounidense que pesa sobre la isla desde hace más de 50 años.

El dignatario cubano aseguró que aún hay discrepancias significativas entre ambas naciones que no van a desaparecer, sobre todo, en materia de derechos humanos.

 

Aunque saludó los avances en los acuerdos económicos entre Cuba y Estados Unidos (EE.UU.) dijo que para normalizar las relaciones entre los dos países aún faltan muchas medidas por corregir y camino por recorrer.

 

"Destruir un puente es fácil y requiere poco tiempo, reconstruirlo es una tarea más larga y difícil", expresó Raúl Castro, y agregó que lo importante es que han comenzado a dar pasos para construir una relación de nuevo tipo, como la que nunca ha existido entre Cuba y EE.UU.

 

Asimismo, señaló que el bloqueo continúa en vigor y con efectos intimidatorios de alcance extraterritorial. "El bloqueo es el obstáculo más importante para el desarrollo del pueblo cubano, por lo que su eliminación es esencial para la normalización de las relaciones".

 

Raúl Castro enfatizó que es necesario que EE.UU. devuelva el territorio ocupado por la base ilegal de Guatánamo para normalizar las relaciones diplomáticas.

 

"Existen profundas diferencias entre nuestro países que no van a desaparecer porque tenemos concepciones distintas como: los modelos políticos, la democracia, el ejercicio de los derechos humanos, la justicia social, las relaciones internacionales, la paz y la estabilidad mundial", ratificó.

 

"Defendemos los derechos humanos, consideramos que los derechos civiles, políticos, económicos sociales y culturales son indivisibles, interdependientes y universales. No concebimos que un Gobierno no defienda y garantice el derecho a la salud, la educación, la seguridad social, a la alimentación y al desarrollo, el salario igual y los derechos de los niños", agregó el mandatario cubano.

 

"Hoy ratifico que debemos poner en práctica el arte de la convivencia civilizada, que implica aceptar y respetar las diferencias y no hacer de ellas el centro de nuestras relaciones, sino promover vínculos que privilegien el beneficio de ambos pueblos y concentrarnos en lo que nos acerca y no en lo que nos separa", enfatizó.

 

Asimismo, resaltó que hay otras políticas que deben ser suprimidas para que puedan establecerse relaciones normales, y que no debe pretenderse que con ello el pueblo cubano renuncie al destino que libre y soberanamente ha decidido y por el que ha hecho inmensos sacrificios.

 

¿Cuáles presos políticos?

 

Al ser consultado por un periodista sobre la existencia de presos políticos en Cuba, el mandatario le respondió: ¿Qué presos políticos? Dime los nombres, me da una lista y si hay esos presos políticos antes de que llegue la noche van a estar sueltos".

 

El dignatario cubano enfatizó que no es correcto politizar los derechos humanos.

 

Paz del hemisferio y respeto a Venezuela

 

El presidente de Cuba también detalló que conversó con su homólogo estadounidense sobre temas internacionales, en particular sobre la paz y la estabilidad de la región, incluyendo la preocupación del Gobierno cubano por la situación de desestabilización que se intenta fomentar en Venezuela y resulta contraproducente para el continente.

 

Igualmente, abordaron la marcha del proceso de paz en Colombia y los esfuerzos para poner fin al conflicto armado.

 

Áreas bilaterales abordadas

 

Durante los 15 meses transcurridos desde que se anunció la decisión de normalizar las relaciones, Raúl Castro señaló que han obtenido resultados concretos, entre ellos, la reanudación del correo postal directo, el acuerdo para restablecer los vuelos regulares y la ampliación de áreas de cooperación de interés mutuo, en las que se firmaron memorandos de entendimientos que incluyen la protección ambiental y la agricultura.

 

Actualmente negocian otro grupo de instrumentos bilaterales para cooperar en esferas como el enfrentamiento al narcotráfico y la salud. En este sentido, acordaron profundizar la colaboración en la prevención de enfermedades transmisibles como el Zika y de crónicas no transmisibles como el cáncer.

 

"Esta cooperación es beneficiosa no solo para Cuba y Estados Unidos, sino también para nuestro hemisferio", manifestó.

 

En contexto

La llegada de Obama a Cuba constituye un momento importante en el proceso de restablecimiento de relaciones, iniciado el 17 de diciembre de 2014, cuando tanto él como el presidente cubano, Raúl Castro, anunciaron la decisión de un acercamiento bilateral, tras más de 50 años de ruptura.

 

rul1.jpg

 

 (teleSUR)

Visto 8852 veces
Facebook Twitter +1

Comentarios