Así es la vida del swinger: Están enamorados pero tienen relaciones con otras personas
jueves, 16 de febrero 2017
La Iguana Facebook
La Iguana Google Plus

cuadro20.jpg

“Hacer swing ha estrechado nuestro matrimonio. Me siento libre de ser yo”.
 
Gran parte de este mundo tiende a llevar una relación monógama y no se les pasa por la cabeza el pensamiento de compartir a su media naranja. Así somos la mayoría y probablemente eso no cambiará en mucho tiempo, pero no es el caso de muchos grupos que están fuera de lo tradicional y tienen a llevar una vida sexual mucho más abierta, en la que no mezclan sentimientos con sexualidad. 

 

Para que conozcan un poco más sobre esta situación les contaremos una historia de una pareja swinger, que buscan citas a través de Tinder para nuevas aventuras. 

 

Holli y Michael Bell están casados, sin embargo ellos acordaron que pueden tener relaciones sexuales con otras personas o intercambiarse con otras parejas. Les encanta ir a fiestas de este tipo y están a la vanguardia de las nuevas aplicaciones para este tipo de personas. 

 

Sin embargo, de todas formas existen algunas reglas y límites entre ellos.


Holli de 34 y Michael de 38, tiene hijos que tuvieron antes de la relación de 14 y 12 años, respectivamente.

 

Holli comenta:


“Hacer swing ha mejorado mi vida, ya que me ha permitido a mí misma explorar mi sexualidad. Michael y yo nos comunicamos todo sin juzgarnos y eso es muy liberador”. 



Por su parte, Michael comenta:

 

“Hacer swing ha estrechado nuestros lazos- hago esto con Holli porque la amo”. 

 

“Holli y yo somos emocionalmente monógamos el uno el otro. No buscamos enamorarnos de otros, pero sí nos sentimos atraídos por otras personas”. 

 

“Jugamos con diferentes parejas o mujeres solteras. También tuvimos muy buenos momentos en Tinder -aprendiendo más sobre el otro y sobre hacia quiénes nos sentimos atraídos. También hemos encontrado a través de la aplicación muchos partners sexuales”. 

 

“Me encanta ver la cara de Holli cuando compartimos experiencias. Ver cuán feliz la hace es la parte más importante para mí”.
 

La pareja de Los Ángeles tomas este matrimonio abierto como un distractor.

 

Hay gente que no logra comprender este tipo de pensamiento. Michael tuvo que renunciar a su trabajo en una compañía de investigación médica después de que uno de los doctores supiera su caso.

 

“Es triste el hecho de que tantas personas entiendan la infidelidad pero no la no-monogamia abiertamente”. 

 

“Hacer swing se trata honestidad, no de mentirle a tu pareja. Queremos desmentir algunos mitos sobre nuestro estilo de vida”.
Aunque no lo creas, la chica tiene una crianza conservadora y estuvo casada con su ex marido por diez años.
 

Ella estaba divorciada cuando conoció a su actual pareja en el año 2009 y desde el primer momento hubo una conexión.

 

El interés por Holli a la poligamia comenzó cuando Michael le comentó sobre algunas de estas fiestas a la que él asistía.

 

“Él nunca me dijo que lo acompañara a estos eventos, pero yo estaba muy intrigada en este estilo de vida”. 

 

“Siempre supe que era una bi-curiosa, pero cuando le dije a mi marido él se volvió loco ante mis sentimientos reprimidos”. 

 

“Pero Michael me aceptó como yo era realmente y en estas fiesta swinger me sentía libre de ser yo misma. Si querías tener sexo, tu podías tener sexo. Si querías observar, tú podías observar e incluso ser observado”. 

 

Después de discutir durante tres meses Holli, estaba lista para ir a una fiesta de swingers con Michael, quien ha asistido a este tipo de fiesta desde que tenía 18 años.

 

“Hubo meses de charlas y de asegurarnos que estábamos en la misma página antes de ir a nuestra primera fiesta”. 

 

“Discutimos todas las reglas y límites como pareja antes de todo”.


Después de esa experiencia inicial, la pareja comenzó a hacer swing más seguido y tres años después ya son marido y mujer.


Holli dijo:

 

“En nuestra primera fiesta juntos todo lo que hice fue besar a otra chica en frente de Michael porque eso fue lo que habíamos discutido antes”. 

 

“Después de eso me sentí excitada, pero no estaba lista para salta al nuevo estilo de vida”. 

 

“Michael y yo nos lo tomamos con calma, inicialmente experimentamos con otras mujeres y fuimos gradualmente cambiando partners con otras parejas”. 

 

“Nuestra comunicación era tan buena que Michael y yo hablamos tanto de nosotros que llegamos a un punto en que estábamos realmente preparados para experimentar con otros”. 

 

“Hacer swing ha estrechado nuestro matrimonio. Me siento libre de ser yo".



La pareja creó la website holliandmichael.com, donde ellos intercambian con otras parejas que quieran hacer swing, y están organizando un crucero para persona curiosas con este estilo de vida.

 

Este matrimonio no cree que las cosas que ellos hagan en su vida privada puedan afectar a su familia.

 

Michael comenta :


“Una pareja que no es swinger tiene sexo con otros y no hay razón por la que ellos tengan que estar discutiéndolo su vida sexual con sus hijos. Es lo mismo con nosotros“.

 

“Si nuestros hijos descubren nuestro estilo de vida, por supuesto que lo hablaremos y sabrán la verdad”.

 

“Nuestras esperanza es que nuestros hijos aprendan de nosotros a ser abiertos, a una comunicación honesta, el amor verdadero y que Holli y yo estamos emocionalmente comprometidos el uno con el otro”. 


Y tú, ¿qué piensas de este particular estilo de vida?

 

(upsocl.com)

sustento20a.jpg

sustento20b.jpg

sustento20c.jpg

sustento20d.jpg

sustento20e.jpg

sustento20f.jpg

sustento20g.jpg

sustento20h.jpg

sustento20i.jpg

sustento20j.jpg

sustento20k.jpg

La Iguana comentarios
Comentarios